Nos unimos a la conmemoración del día mundial de lucha contra la Tuberculosis, realizado el pasado 24 de marzo, con el fin de concientizar sobre las consecuencias de esta enfermedad, prevenible y curable.

Una tercera parte de la población mundial está infectada con el bacilo de Koch, que afecta frecuentemente a los pulmones, pero también a otras partes del cuerpo como los riñones, el cerebro, los huesos, sistema nervioso, ganglios y otro órganos. Cada año, nueve millones de personas desarrollan la forma activa y 1,7 millones mueren víctimas de la enfermedad. El 95% vive en países pobres.

La rápida expansión de la tuberculosis entre las personas con VIH, junto con la aparición y propagación de cepas resistentes a la mayoría de fármacos efectivos, han conducido a una situación en la que esta enfermedad está cada vez más fuera de control.

¿Qué es la Tuberculosis – TB?
La tuberculosis (TB) es una enfermedad transmitida por vía aérea de una persona enferma a una persona sana, a través de las gotitas de saliva que se expulsan cuando un paciente con tuberculosis tose, sopla, estornuda, habla o escupe. La infección puede ser adquirida por cualquier personas. Sin embargo, son más vulnerables las personas con bajas defensas, diabéticas, desnutridas, infectadas por el virus del VIH/Sida.

Un sistema inmunológico sano la mantendrá en estado latente. Pero estas infecciones pueden reactivarse años, incluso décadas más tarde, si se debilitan las defensas. Esto explica por qué las personas con VIH, al estar inmunodeprimidas, son tan vulnerables a la TB.

¿Cuáles son los síntomas de la TB?
Hay presencia de tos intensa, dificultad respiratoria, dolor en el pecho, fatiga, escalofríos, sudoración excesiva, pérdida de peso.

¿Cómo es el diagnóstico?
Por medio de pruebas de laboratorio tales como radiografía del tórax, muestras de flema, pruebas moleculares, cultivo de esputo o flema, entre otros exámenes. Sin embargo, las técnicas más utilizadas en países en desarrollo consisten en examinar muestras de esputo de pacientes al microscopio, un método desarrollado hace más de un siglo y que detecta menos de la mitad de casos de TB.

La mejor alternativa que existe ahora mismo es el cultivo, que consiste en incubar muestras de esputo para ver si contienen micobacterias vivas de la TB. Esta técnica es más precisa, pero debe realizarse en un laboratorio con personal formado y los resultados pueden tardar hasta ocho semanas. Se estima el 85% de los enfermos de TB acuden a clínicas y puestos de salud pequeños, donde no pueden realizarse las pruebas o solamente el análisis de esputos al microscopio. En el caso de la tuberculosis resistente a los medicamentos (DR-TB por sus siglas en inglés), no sólo es importante saber si la persona está infectada, sino a qué medicamentos han desarrollado resistencias sus cepas.

Las pruebas de sensibilidad a los medicamentos, también basadas en el cultivo, permiten establecer los patrones de resistencia de cada paciente. Pero, al requerir laboratorios equipados y personal cualificado, apenas se encuentran en países en desarrollo y además los resultados pueden tardar de 8 a 12 semanas.

¿Se puede tratar la TB?
Se puede tratar tomando varios medicamentos durante un periodo de 6 a 9 meses, bajo supervisión médica. ¡Es importante no suspender el tratamiento y seguir las indicaciones médicas! Los medicamentos para la TB datan de los años cuarenta y el tratamiento de la forma no complicada dura seis meses.

La mala gestión y una mala adherencia al tratamiento han provocado la aparición de nuevas cepas resistentes a uno o más de los medicamentos habituales. La TB multirresistente a los medicamentos (MDR-TB) es una forma más grave que presenta al menos resistencias a los dos antibióticos de primera línea más potentes. No es imposible de curar, pero el tratamiento tiene muchos efectos secundarios y dura como mínimo dos años. Una cepa más nueva, la tuberculosis extremadamente resistente (XDR-TB), se da cuando la MDR-TB presenta resistencias a los medicamentos de segunda línea. Hoy día es virtualmente imposible de tratar.

Recomendaciones
La Liga Colombiana de Lucha contra el Sida, recomienda a todas las personas que se encuentren infectadas por el bacilo KOCH o Tuberculosis, hacerse la prueba voluntaria de VIH y aquellas que se encuentran infectadas por el virus del VIH las invitamos a conocer su estado en relación con la tuberculosis mínimo cada año.

¡Comienza a cuidarte no sólo para verte bien, sino para vivir mejor!

 

Fuente: Instituto Nacional de Salud, Ministerio de Salud y Protección Social y https://www.msf.mx/tuberculosis

La remisión del virus se produjo después de un trasplante de médula ósea al que se sometió para tratar un cáncer que padecía.

Especialistas han informado que un sujeto proveniente de Londres es el segundo caso de pacientes con VIH en ser curado, luego de 12 años de haberse registrado el primer caso de mejora de este virus.

La información publicada en Nature señala que el caso es «demasiado prematuro» para declararse oficialmente curado, pero los expertos hablan abiertamente de «curación» en entrevistas tras un año y medio sin medicarse contra el VIH, según The New York Times.

El VIH del «Paciente de Londres», que permanece en el anonimato, empezó su remisión como consecuencia de un trasplante de médula ósea cuyo objetivo era tratar el cáncer que también padecía. El caso es casi idéntico al de Timothy Brown, conocido en los círculos médicos como «Paciente de Berlín», que en 2007 fue el primer paciente declarado curado de VIH.

En los dos casos las cédulas óseas que recibieron provenían de donantes con un gen CCR5 disfuncional. Otros pacientes de VIH que recibieron trasplantes de cédulas con el gen CCR5 funcional experimentaron mejoría y estuvieron meses sin medicación, pero el virus regresó.

La curación de este segundo paciente sería de vital importancia ya que el «Paciente de Berlín» dejaría de ser un caso aislado. «Nadie dudaba de la veracidad sobre el ‘Paciente de Berlín’, pero era un solo paciente. ¿Y cuál de las muchas cosas que se le hicieron contribuyó a la aparente curación? No estaba claro que se pudiera repetir», dijo al The Washington Post el jefe de enfermedades infecciosas del Hostital Brigham and Women’s de Boston, Daniel Kuritzkes.

Aunque es improbable que se establezcan los trasplantes de médula ósea como tratamiento contra el VIH por el riesgo que acarrean, sí podrían usarse células inmunes parecidas, según expertos. «Esto motivará a las personas a que la cura no es un sueño. Es alcanzable», dijo al The New York Times la doctora Annemarie Wensing, viróloga en el Centro Médico Universitario de Utrecht (Países Bajos).

Fuente: https://bit.ly/2JawGGM

La generación actual no ha vivido al margen de lo que es el VIH/Sida. Sin embargo, en el inicio de la epidemia esta fue aludida a ciertos grupo poblaciones duramente estigmatizados por su estilo de vida. Entre estas las personas que consumen Sustancias Psicoactivas (SPA).

Los casos de VIh en personas que consumen algún tipo de sustancia psicoactiva tiende a asociarse con la vía de infección sanguínea (Sustancias inyectadas) y en específico, con el hábito de compartir los instrumentos para su consumo con otras personas (jeringas y agujas).

Por otro lado, se subestima en gran parte el impacto que el consumo de estas sustancias genera en el organismo. La realidad es que el abuso de sustancias psicoactivas incluido el alcohol, pueden acarrear comportamientos desinhibidos que conlleven a prácticas sexuales riesgosas, donde los participantes de estas se vean vulnerables a cualquier contacto directo con el virus.

El consumo y abuso de sustancias psicoactivas puede empeorar la evolución del VIH en el organismo, generando como consecuencia primordial daños ligados al cerebro. Estudios en los cuales se evaluó la intervención de la metanfetamina en una persona que vive con VIH, arrojaron resultados de una evolución negativa produciendo un mayor daño en las neuronas y deteriorando en gran parte el sistema cognitivo, a comparación de aquellas personas que viven con VIH y no consumen ningún tipo de sustancia.  En otros de los casos s se puede afectar la adherencia al medicamento antirretroviral empeorando sus consecuencias en general.

Según el Ministerio de Protección Social de Colombia, el país ha venido enfrentando un creciente reto con el incremento de la población consumidora de drogas inyectables.

Otro de los riesgos es el “poli consumo”, conducta frecuente entre algunos de los grupos poblacionales con mayor prevalencia para el Vih, lo que aumenta la vulnerabilidad a contraer la infección por VIH u otra ITS.

El abuso de ciertas sustancias psicoactivas genera dependencia física y psicológica lo que convierte este fenómeno en un problema de índole social y de salud pública, lo que implica estrategias innovadoras y de alto impacto que tengan como objetivo atender al consumidor/abusador de SPA con el fin de contener los riesgos que estas condiciones implican para la persona.

El primer estudio Nacional de sustancias psicoactivas que se realizó en Colombia fue en el año 1992, pero solo fue hasta un año después cuando se arrojaron los primeros datos sobre el consumo de la heroína, encontrando una prevalencia de 6 personas por cada 10 mil.

El consumo de sustancias intravenosas en Colombia se ha relacionado en varias regiones del país con la epidemia del VIH, la incidencia en aumento de este virus hace que una vez que este alcance el umbral critico equivalente a un 5% crea inmediatamente la necesidad de imponer medidas de prevención que en gran medida se emplean en poblaciones de alto riesgo como lo son los y las trabajadoras sexuales y consumidores de sustancias psicoactivas.

Ante la necesidad de contar con información precisa que considere aspectos comportamentales constituyendo un insumo para la prevención del VIH en la población vulnerable es cómo surge la iniciativa de desarrollar un estudio de prevalencia del virus para la población de personas consumidoras de drogas inyectables.

Aunque, si bien la población consumidora de SPA  inyectadas no fue acogida dentro de los grupos de priorización en el marco del Plan Nacional de Respuesta al VIH/Sida 2008-2011, el Ministerio de Protección Social ve la necesidad de visibilizar estos grupos para adelantar acciones de vigilancia en segunda y así conocer mejor el aporte de los mismos en su perfil actual y futuro de la epidemia en Colombia.

Para mayor información, asesoramiento y acompañamiento sobre el consumo de sustancias psicoactivas y los métodos de prevención para el VIH, el equipo interdisciplinario de Liga Sida estará a disposición para brindar toda la información correspondiente. Comunícate con nosotros al correo Contacto@ligasida.org.com

PrEP

La prevención combinada propone el uso de estrategias biomédicas, conductuales y estructurales para la prevención del VIH; dentro de la estrategas biomédicas la profilaxis Preexposición (PrEP) ha venido ganando notoriedad debido a su efectividad en los grupos más vulnerables que incurren en prácticas de  mayor riesgo, sin embargo a pesar de  su popularidad la PrEP no es la estratega “de moda”ni la respuestas a todas las neceidades por tal motivo a continuación presentamos información que ayuda a entender mejor dicha estrategia para tomar decisiones informadas.

¿Que es entonces la PrEP?: Es una intervención preventiva integral que involucra un seguimiento médico periódico, la toma de un medicamento antiretroviral, la participación en sesiones de asesoría psicológica y el seguimiento con exámenes de control todo ello bajo la lógica de la profilaxis que en términos generales quiere decir que se toma un medicamento para reducir las posibilidades de adquirir la infección.

¿Quién puede recibir PrEP?: La profilaxis pre exposición es una herramienta adicional de prevención para aquellas personas que aún se encuentran seronegativas pero que ya sea por su vulnerabilidad o sus prácticas podrian estar en riesgo elevado de adquirir el VIH,  la definición de riesgo muy elevado no es una definición genérica sino que se llega a ella después de un minucioso análisis de las situaciones de cada persona, por tanto es el médico quien a través de la aplicación de un protocolo decide si la persona que desea tomar PrEP es elegible para recibirlo.

¿Que evidencia existe sobre la PrEP?: Varios estudios han constatado la efectividad de esta intervención en poblaciones con mayor probabilidad de adquisición del virus, lo demuestran así los estudios PROUD, IPREX  e IPERGAY en el grupo poblacional de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y personas trans, la Partners PrEP y TDF2 en su estudio de parejas de hombres y mujeres heterosexuales y el estudio de Bangkok Tenofovir enfocado en personas que consumen droga inyectable.

¿Qué implica recibir PrEP?: Tal como se mencionó antes la profilaxis es una intervención integral que comienza por un dialogo con un médico experto en VIH quien indagara sobre las prácticas sexuales así como antecedentes médicos, consumo de sustancias,  realizará un examen físico general y aplicara un protocolo para establecer la elegibilidad, posterior a ello se deben hacer unos exámenes de laboratorio de ingreso (prueba para VIH, hepatitis virales, ITS, función renal, hepática etc) el inicio del programa depende de los resultados de laboratorio y del protocolo de elegibilidad, a partir de allí se formula el medicamento y se da orientación para toma diaria del mismo, cada mes se debe tener un control con médico y psicólogo y cada tres meses se realizan exámenes de control. Es muy importante saber que el medicamento comienza a ser efectivo aproximadamente 10 días para el c aso de los hombres y 20 días para el caso de las mujeres. La PrEP solo ayuda a prevenir la adqusicion de VIH, el riesgo de adquirir otras ITS y hepatitis virales solamente es prevenible con el uso adecuado y consistente de preservativos y lubricante basado en agua.

¿Por cuánto tiempo se debe estar en PrEP?: La PrEP es una intervención para casos de muy alto riesgo por lo que la intervención se suspende en el momento en el que el riesgo disminuye, las asesorías psicológicas y los controles médicos están orientados a mejorar las habilidades de prevención del VIH, tales como uso consistente y adecuado de condón para evitar la transmisión sexual y uso de material higiénico de inyección para las personas que se inyectan drogas, durante el proceso de PrEP muchas personas logran esos objetivos por lo tanto dejan de necesitar PrEP.

¿Está cubierta la PrEP en el sistema de salud Colombiano?: En el momento la PrEP no está incluida en los planes de beneficios del Plan Obligatorio de salud POS pero puede ser formulada de forma particular,  el país se encuentra actualmente desarrollando procedimientos para determinar si se puede incluir la PrEP en el POS.

Si deseas recibir mayor información, asesoramiento para saber si la PrEP es adecuada para ti,, el equipo interdisciplinario de Liga Sida estará a disposición para brindar toda la información correspondiente,. Comunícate con nosotros al correo Contacto@ligasida.org.com

Amplia la información AQUÍ

Pocos campos en la medicina han presentado un desarrollo tan acelerado como el de los tratamientos farmacológicos para el VIH, en 1987 apareció el primer medicamento antirretroviral efectivo y ya para 1998 se disponía de dos familias de medicamentos que frenaban la replicación del virus de 3 formas distintas, esto dio origen a la terapia antirretroviral altamente efectiva que junto con la posibilidad de la medición de la carga viral desarrollada en 1998 permitió comprobar que los tratamientos eran tan efectivos que lograban llevar la replicación del virus a niveles indetectables; a la fecha contamos con 5 familias de tratamientos farmacológicos que logran frenar la replicación viral de 6 formas distintas, sin embargo, debido al estigma asociado al VIH y a la desinformación que generan algunos sitios web y medios de comunicación, hace que aún se mantengan mitos sobre los tratamientos farmacológicos par el VIH, por tal motivo en Ligasida nos pusimos a la tarea de desmentir aquellos mitos más frecuentes y dar algunas recomendaciones para lograr el mejor resultado del tratamiento antirretroviral que en adelante llamaremos ARV.

  1. Mito: Hay personas que no requieren tratamiento ARV.

Realidad: Si bien existen personas conocidas como “controladores élite” que pueden mantener cargas virales bajas durante largos periodos de tiempo sin necesidad de antirretrovirales, la frecuencia de estas personas es muy baja y se estima que existe aproximadamente 1 controlador élite por cada 2000 personas viviendo con VIH; dado que dichas personas son más bien la excepción y no la regla las guías actuales de tratamiento recomiendan que todas las personas diagnosticadas con VIH sean tratadas con tratamiento antirretroviral, la recomendación internacional actual es que se inicie el tratamiento independiente del número de CD4, lo que se conoce como diagnosticar y tratar. La Guía de práctica clínica para Colombia establece el inicio de tratamiento de acuerdo a ciertos parámetros de laboratorio sin embargo si tienes una pareja serodiscordante deben iniciártelo de forma  inmediata. Se espera que la guía vigente sea actualizada para acoger la recomendación internacional de iniciar tratamiento independiente del recuento de CD4s.

  1. Mito: Se pueden tomar tratamientos antirretrovirales de forma intermitente.

Realidad: Falso, los tratamientos antirretrovirales no son capaces de erradicar al VIH, solo controlan su replicación por lo que el éxito de ellos depende de tomarlos diariamente a la misma hora, las interrupciones del tratamiento o la toma inadecuada pueden ocasionar que el virus se vuelva resistente y el tratamiento deje de funcionar, la recomendación es que nunca suspendas el tratamiento antirretroviral ni lo cambies, a menos que el médico tratante lo decida lo contrario. Asegúrate entonces de tomar tus medicamentos todos los días e idealmente a la misma hora.

  1. Mito: Los tratamientos antirretrovirales son incompatibles con los tratamientos hormonales que toman las personas transgénero.

Realidad: Los antirretrovirales y las terapias de hormonización son tratamientos complejos que requieren supervisión médica y que en algunas ocasiones pueden generar interacciones adversas, sin embargo los especialistas en el tema saben muy bien cómo evitar esas interacciones por tanto es importante que informes al médico tratante si recibes algún tipo de hormonas o si deseas tomarlas para que éste pueda seleccionar aquellos medicamentos que no interfieren con la terapia hormonal y pueda remitirse al especialista en endocrinología para que te ordene el tratamiento hormonal más adecuado. Nunca te auto formules hormonas.  

  1. Mito: No se puede recibir un tratamiento para VIH y Tuberculosis a la vez.

Realidad: A todas las  personas que viven con VIH se le deben hacer pruebas para la tuberculosis. Si la TB se desarrolla antes de comenzar el tratamiento de ARV, el tratamiento de TB deberá iniciarse con dos semanas de antelación al de ARV. Esto permite que el organismo se ajuste primero a los fármacos contra la TB. En caso que la tuberculosis sea diagnosticada cuando ya se están tomando los ARV el médico tratante podrá ajustar los tratamientos para que no sea necesario suspender el ARV. Informa a tu médico en caso de tener tos durante más de dos semanas, presentar pérdida de peso o sudoración nocturna de esta manera podrán diagnosticarte y tratarte adecuadamente en caso que presentes tuberculosis.

  1. Mito: No se puede recibir un tratamiento para VIH y hepatitis virales a la vez.

Realidad: Los programas de atención integral al VIH están obligados a realizar pruebas para descartar hepatitis virales al inicio del tratamiento y durante su curso si existen factores de riesgo, en caso de detectarse hepatitis B o Hepatitis C el médico tratante debe ordenar pruebas para confirmar dichas infecciones y tratarlas, el tratamiento para las hepatitis virales no requiere la suspensión de los medicamentos ARV, en algunos casos solo se requerirá un ajuste en el tipo de medicamento para tratar el VIH mientras se da el tratamiento para las hepatitis y así evitar interacciones medicamentosas y eventos adversos.   

  1. Mito: El tratamiento antirretroviral puede enfermarte más.

Realidad: Cualquier tratamiento farmacológico puede producir incomodidades al inicio y algunos pueden producir efectos adversos, no obstante los medicamentos antirretrovirales actuales tienen menos efectos secundarios y de menor gravedad que los que se producían inicialmente. Los tratamientos actuales pueden producir algunas molestias leves al comienza mientras el  organismo se adapta y por lo general, desaparecen después de las primera o segunda semana. Los efectos secundarios graves a largo plazo son muy poco frecuentes. Hablar abiertamente sobre el tema con los profesionales de medicina, nutrición, psicología y enfermería de tu programa te ayudará mejor a entender tu tratamiento y a sobrellevar las molestias que se puedan presentar. Habla abiertamente con tu equipo de salud sobre tus dudas y temores, en VIH saber siempre es ganar.

  1. Mito: No necesitas empezar a tomar fármacos antirretrovirales hasta que te sientas enfermo.

Realidad: El VIH se replica lentamente dentro de las células de defensa y paulatinamente las va agotando, los síntomas aparecen cuando esas células se han reducido mucho y en ocasiones no se pueden recuperar, por tal motivo es necesario iniciar el tratamiento ARV los más temprano posible ya que ello ayuda a evitar enfermedades y complicaciones, así mismo tomar tratamiento ARV y lograr carga viral indetectable reduce las posibilidades de transmitir el virus. Tomar un tratamiento ARV de forma adecuada te garantiza muchos años de vida saludable, feliz y productiva.

  1. Mito: El VIH puede curarse.

Realidad: A pesar de toda la investigación científica, aún no existe una cura contra el VIH. El tratamiento logra controlar la replicación viral a tal punto que el virus se hace indetectable en sangre pero el virus nunca desaparece del organismo, lo único que hace es que se queda “durmiendo” en algunas partes del cuerpo; por eso es importante que nunca suspendas tu tratamiento antirretroviral y lo tomes idealmente

  1. Mito: El VIH puede controlarse con tratamientos naturales.

Realidad: Hasta la fecha no hay ningún tipo de tratamiento natural que logre frenar la replicación del virus por tanto no existen tratamientos naturistas efectivos contra el VIH, sin embargo comer balanceadamente, dormir adecuadamente, hacer deporte y evitar el consumo de cigarrillo y alcohol son formas naturales de mantener una buena salud, algunas suplementos naturales también pueden ser de utilidad; asegúrate siempre de informar a tu médico tratante sobre todos los remedios naturales que consumas ya que algunas plantas y hierbas pueden alterar el funcionamiento de los ARV. No te auto mediques vitaminas ni suplementos nutricionales,  todos los programas de atención al VIH cuentan con profesional en nutrición que te puede orientar sobre la mejor forma de tener una nutrición adecuada.

  1. Mito: Todos los bebés de madres con VIH adquieren la infección.

Realidad: Los bebés de mujeres con VIH pueden potencialmente adquirir la infección durante el embarazo, el parto o la lactancia, por tal razón los programas de control prenatal en Colombia ofrecen a todas la mujeres embarazadas la posibilidad de hacerse las pruebas de VIH para que en caso que resulten positivas se tomen todas las medidas necesarias para evitar su transmisión, estas medidas son tan efectivas que la evitan en más del 99% por ciento de los casos. Recuerda realizarte pruebas para detección del VIH con tu pareja en caso que deseen quedar embarazados o solicita la prueba de VIH en tu control prenatal si ya te encuentras embarazada.

Para mayor información, visita nuestra página web www.ligasida.org.co o comunícate al correo: contacto@ligasida.org.co  en caso que requieras orientación específica sobre tu caso.