Una nueva vacuna contra el VIH iniciará pruebas humanas en el 2019, con la esperanza de dar frente a este virus que por décadas a afectado la salud y vida de millones.

La base de la vacuna contra el VIH son antígenos que según estudios, han resultado ser altamente efectivos en animales.

Se espera que las pruebas en humanos comiencen a mediados del 2019; en 2016 se dio el descubrimiento, pero fue hasta el año pasado, a través de la Revista Nature Medicine que se reveló su potencial en ratones, conejillos de indias y monos.

FOTO: univerxum.com

El desarrollo de la vacuna está liderado por El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH), quienes investigaron a profundidad la estructura del VIH, clave para componer este nuevo medicamento.

“Los científicos del NIH han utilizado su conocimiento detallado sobre la estructura del VIH para encontrar una vulnerabilidad inusual en el virus y diseñar una vacuna novedosa y potencialmente poderosa en su contra. Este estudio es un gran paso adelante y potencialmente importante en la búsqueda en curso para desarrollar una vacuna contra el VIH segura y efectiva” declaró su director a medios de comunicación.

El impacto de esta vacuna sería enorme, pues como se indica, podría sustituir gran cantidad de medicamentos para combatir el VIH, reduciendo la carga viral que los actuales presentan como efectos secundarios.

FOTO: prcindc.com

Un estudio reciente en Reino Unido también informó que casi la mitad de hombres gay o diversos no pueden acceder a el PrEP, lo que amenaza de alguna forma la lucha y los esfuerzos por controlar este potente virus.

La vacuna está enfocada en atacar la etapa de VIH, no para cuando ya esté desarrollado como SIDA.

La medicina ha mejorado a gran escala la vida de personas que padecen VIH, ayudándoles a llevar una vida más sana mientras conviven con el virus gracias a medicamentos desarrollados a través de arduas investigaciones.

Recordemos que la ciencia hace todo lo posible por ofrecer soluciones al VIH, pero está en nosotros como LGBTs y población vulnerable responsabilizarnos de nuestra sexualidad, protegiéndonos  y haciéndonos los chequeos necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *